Sus muertes fueron catalogadas como â??víctima de una tormenta cataclística"

  • por CNN jueves 21 junio 2018

Patillas, Puerto Rico (CNN) - Ramón Cruz Laboy, un hombre de 75 años, más bien solitario, que nunca quería ser una carga para sus familiares, falleció el 24 de enero por complicaciones médicas tras la fractura de fémur que sufrió, por las ráfagas del huracán María.

Reinaldo Ruiz Cintron, de 59 años, que amaba tanto el océano que sus amigos lo apodaban “rey buruquena” o “rey cangrejo” falleció dos meses después de que la rama de un árbol le cayera en octubre, mientras recogía la basura dejada por el huracán que golpeó a Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017.

Estos dos hombres aparecen en el archivo del gobierno, obtenido por CNN y el Center for Investigative Journalism (CPI) – como "víctimas de una tormenta cataclística”. Sin embargo ninguno de dos nombres aparece en la lista de las 64 víctimas mortales del huracán, lista que ha sido criticada por periodistas y académicos, ya que la consideran como sumamente imprecisa.

“Cómo puede ser que (los documentos lo dicen) que su muerte está relacionada con el huracán y sin embargo el gobierno no lo cuenta entre los 64 muertos?” nos dice Lisa De Jesús, una amiga de Ruiz. De Jesús llevó a Ruiz a su casa porque la tormenta le había destrozado su vivienda. “Es obvio que hubo más de 64 muertos. Si él no fue contabilizado, cuántos más no lo fueron?”

La cuñada de Cruz, Wanda García, de 71 años, no sabía que él no estaba en la lista de las muertes causada por el huracán en Puerto Rico hasta que se lo dijo un reportero. “¿Él no está?’ preguntó. “Él debe de estar ahí. Él no debió morir—no en esas condiciones. … Estoy asombrada de que no esté en la lista”.

CNN examinó la base de datos de más de 23.000 defunciones luego de que un juez ordenara que esa información y otros archivos fueran entregados a CNN y a CPI, quienes presentaron una querella en febrero, pidiendo que los documentos fueran divulgados.

Ambas organizaciones siguen revisando esos archivos. CNN ha publicado una base de datos de todos quienes fallecieron en los meses después del huracán María– sin importar la causa– y le pide a su audiencia que nos ayude a investigar.

Poco después de recibir la base de datos, los reporteros de CNN encontraron 38 casos en donde los archivos señalan el término “tormenta cataclística” como factor contribuyente a esos decesos.

La mayoría de las víctimas cuyas muertes están descritas de esa forma aparecen en la lista de las 64 víctimas del huracán. Sin embargo, al menos seis de los nombres no aparecen en la lista de fallecidos por la tormenta que el gobierno presentó. CNN investigó detalladamente tres de esas seis muertes.

Ni Cruz ni Ruiz aparecen en la lista de víctimas. Una tercera persona, Miguel Ángel Maldonado Santana, murió en un accidente de auto que su familia cree está relacionado con el huracán.

Según los registros, a estas tres personas se les practicó una necropsia, que fue revisada por el Instituto de Ciencias Forenses en San Juan, la única institución autorizada para registrar un deceso como producto del huracán.

“Víctima de una tormenta cataclística”

Lisa De Jesús y Luis M. Cruz, el hermano de Ramón Cruz, le informaron a CNN que ellos fueron a la oficina del forense para identificar los cuerpos. Ahí les preguntaron sobre las circunstancias de las muertes. Estas circunstancias parecen cumplir con los criterios establecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para muertes relacionadas con desastres. Esas pautas, que los CDC publicaron en octubre de 2017, indican que lesiones que se sufren durante operaciones de limpieza después de un desastre, traumas producto de una fuerza contundente, relacionada con un desastre y la “exacerbación aguda de condición o condiciones crónicas”, luego de un desastre, entre otras causas directas e indirectas de muerte, deben ser clasificadas como relacionadas con el desastre.

Las autoridades de Puerto Rico han dicho que están siguiendo los lineamientos de los CDC.

Las autoridades de Puerto Rico no han respondido a las solicitudes para que comenten sobre las circunstancias particulares de las víctimas cuya muerte fue catalogada como una “víctima de tormenta cataclística”, parte de una forma, reconocida internacionalmente, para clasificar muertes y asuntos médicos. Una portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico, que supervisa el conteo, emitió una declaración general para CNN.

“El gobierno de Puerto Rico ha anunciado que la Universidad George Washington lleva a cabo una revisión e investigación de las muertes relacionadas con el huracán María,” señaló la funcionaria.

“Una vez que el proceso haya concluido, se comunicarán los resultados y cualquier detalle adicional, estipulado y relacionado con las muertes asociadas con el huracán María”.

La cifra de muertos por el paso del huracán María en Puerto Rico ha sido tema de controversia desde que el presidente de EE.UU., Donald Trump, visitó la isla el 3 de octubre, cuando manifestó que el balance de víctimas del ciclón, en ese momento en 16, era afortunadamente bajo, dada la severidad del huracán. Más tarde ese mismo día, después de que Trump se fue de la isla concluyó su viaje, la cifra oficial subió a 34. Ahora está en 64.

Las evidencias sugieren que la cifra podría ser sustancialmente más alta.

Los muertos no contabilizados por María

En mayo, investigadores de la Universidad de Harvard y de otras partes publicaron un estudio en el New England Journal of Medicine en el que estiman que entre 793 y 8.498 personas murieron en la tormenta y tras sus consecuencias caóticas, que incluyeron varios meses sin electricidad y sin que muchos tuvieran otros servicios básicos. Ese análisis se basó en entrevistas a más de 3.000 hogares en Puerto Rico.

El pasado mes de noviembre, CNN visitó 112 funerarias en la isla —casi la mitad del total— y encontró que, en opinión del personal funerario, hubo al menos 499 muertes relacionadas con el huracán.

“Ellos no quieren hablar del tema”

Un experto le comentó a CNN que los decesos de Cruz y de Ruiz– los hombres cuyas muertes fueron clasificadas como relacionadas con “una tormenta cataclística” -parecen estar relacionados con la tormenta.

“Sería una locura no clasificarlos como relativo al huracán,” opina el Dr. Gregory J. Davis, Director del Servicio de Consulta de Patología Forense, de la Universidad de Kentucky.

CNN le describió al doctor Davis las muertes de Cruz y de Ruiz por teléfono.

Sin embargo, Davis sostiene que no está claro si esas muertes no fueron incluidas en la lista de víctimas de María por un “error inocente”, o porque las autoridades querían mantenerlas en secreto.

Es posible que el Instituto Forense haya revisado las muertes y determinó que no eran relativas al huracán pero, de todas formas, erró al no actualizar los archivos correspondientes. Así opina Mario Marazzi, director ejecutivo del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, una organización que también ha demandado para tener acceso a los certificados de defunción. También es posible que las autoridades, simplemente, estén reteniendo información, agregó.

“Yo sé que ellos ya no quieren hablar del tema– desde noviembre, diciembre,” puntualiza.

“Si eso es que los está llevando a que no lleven bien las cuentas, no lo sé”, sostiene Marazzi.”

El fallecimiento más reciente en la lista de 64 del gobierno fue el 7 de noviembre, y cuatro muertes en la lista no están con su fecha.

Tanto Cruz como Ruiz murieron después del 7 de noviembre.

Miguel Ángel Maldonado Santana falleció el 5 de noviembre, después de un accidente de auto en donde él salió volando de un puente, en un lugar donde la luz de la calle no funcionaba porque no había electricidad, después del huracán Maria. Así lo narra su sobrino, Geovani López.

Maldonado aparece como “víctima de una tormenta cataclística” y los registros indican que las condiciones de su deceso fueron revisadas por la oficina de forense y que hubo una autopsia. Sin embargo, él no aparece en la lista oficial de muertos por el huracán.

En un cuarto caso, las circunstancias no eran tan claras.

Carmen González Santiago falleció el 17 de febrero y su muerte no fue ocasionada por el huracán, según nos dice su hija Iliana Hernández. Sin embargo, el médico de la señora Gonzalez, José Pérez Valentín, enumeró varias “causas” de muerte, incluyendo embolia pulmonar, dado que, según él le contó a CNN, ella era una mujer mayor que estuvo inmovilizada después del huracán. En los registros del gobierno la tormenta aparece como contribuyente a la muerte de González. Las palabras “huracán Irma y María” aparecen en el certificado de defunción, que firmó Pérez Valentín.

Pero el nombre de González no aparece en la lista oficial de víctimas.

“Él no quería causar ningún problema”

Ramón Cruz falleció en Yabucoa. Su hermano y su cuñada dicen que murió por complicaciones que tuvo tras una fractura que sufrió cuando una ráfaga, durante el huracán, hizo que la puerta de su balcón lo golpeara. El día después del ciclón, Luis M. Cruz dice que caminó por los escombros del pueblo y encontró a su hermano todavía en el piso. Wanda García, esposa de Luis y cuñada de Ramón, nos dice que los caminos estaban cerrados, y no había manera de buscar atención médica.

Una semana después, nos sigue contando ella, una ambulancia pudo llegar a su casa, pero Ramón rechazaba ser llevado al hospital de San Juan, por los rumores de congestionamiento y porque él no quería incomodar a sus parientes por el viaje tan difícil.

“Él no quería causar ningún problema” dijo García.

Cuando Cruz finalmente tuvo la ayuda que tanto necesitaba en un hospital regional, los médicos le dijeron que era probable que él muriera durante la cirugía, porque su salud se había deteriorado.

Ramón Cruz tenía hepatitis C, pero antes de su lesión se veía saludable. Según sus familiares, la lesión le causó una hemorragia interna que lo dejó postrado en cama.

La base de datos de Puerto Rico sólo dos “causas” de muerte para Cruz: “víctima de tormenta cataclística” y “fractura de cuello del fémur.” La fecha de su lesión fue documentada el 20 de septiembre, el día que el huracán María golpeó a la isla caribeña.

Los archivos demuestran que se hizo una autopsia, pero se desconoce si los resultados están disponibles.

“Ellos no eran cifras”

Reinaldo Ruiz Cintron trabajaba como subcontratista durante las operaciones de limpieza después del huracán en Patillas, Puerto Rico, nos dice su amiga Lisa de Jesús. Estaba ayudando a limpiar los caminos cuando le cayó la rama de un árbol, rompiéndole varios huesos y dejándolo hospitalizado por un mes. Ella nos dice que si bien Ruiz tenía problemas de salud antes de su lesión, está segura que seguiría vivo si no hubiera sido por ese accidente.

En el caso de Ruiz las “causas” de muerte que aparecen en el registro oficial son “víctima de tormenta cataclística” “lesión no especificada en el tronco” y “lesión no especificada” .

Antes de la tormenta, asegura De Jesús, Ruiz era un hombre compasivo que haría cualquier cosa por ayudar al prójimo. Ruiz se hizo amigo de la familia después de que el esposo de De Jesús le pidiera dinero prestado. Después del huracán, Ruiz ayudaba limpiando caminos y a los vecinos, hasta que finalmente encontró trabajo recogiendo escombros.

“Él quería ayudar,” afirma De Jesús. “Él quería que su pueblo se volviera a levantar, para que las personas regresaran a sus empleos, sin que se lastimaran”.

De Jesús sostiene que es injusto que Ruiz no aparezca en la lista de los 64 muertos dejados por el huracán.

“Ellos no eran cifras, ellos eran personas,” comenta de Jesús. “Y el gobierno piensa que con sólo poner una curita está bien. Pero no, ¿qué pasa con nuestros sentimientos? ¿Qué pasa con todas esas personas que murieron tratando de que Puerto Rico se recuperara? La gente necesitaba (electricidad) por sus máquinas de oxígeno. Estaban enfermos, tenían cáncer. Tenían otros problemas de salud. Necesitaban al gobierno, y el gobierno les falló”.

De Jesús puntualiza que compartió la historia de Reinaldo Ruiz porque, nos dice “al menos así, alguien sabrá que él existió”.

Te podría interesar

Deja tu comentario