El pecado de Alfredo!!


Autor: Efraín Arias Valdez | Fecha: 05-15-2018

imagen-articulo

Una opinión…

Alfredo Cabrera, el presidente de la seccional Peravia, Ocoa y Azua del Colegio Dominicano de Periodistas; desde hace un tiempo viene siendo sometido a una campaña subterránea de descrédito, maledicencia y descalificaciones por parte de algunos miembros del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

Esta importante organización, como su nombre lo indica; agrupa “a todos los trabajadores de la prensa que intervienen apoyando el trabajo periodístico” como son los técnicos camarógrafos, fotógrafos, control master, secretarios, choferes y otros que operan al  servicio  de la información periodística sin que necesariamente sean periodistas, lo que implica que todos los periodistas, por derecho propio son miembros de ese Sindicato, aunque no lo contrario.

Como las cosas no son porque sí y todo tiene un motivo, la razón de esta actitud incorrecta nace de que algunos miembros del SNTP han entendido que son periodistas sin serlo y cuando esto ha acontecido, el periodista Alfredo Cabrera les ha aclarado con propiedad y con todas las razones lógicas y valederas, que no pueden usurpar las funciones ni el título de periodista porque no es su capacitación técnica y profesional ya que para ello necesariamente tendrían que ser egresados de una de las escuelas de comunicación social de las universidades del país que imparten esa carrera o por el contrario, estar matriculados en el Colegio Dominicano de Periodistas, requisitos con los que no cumple ninguno  de los que se han dedicado a esta tarea de descalificación y sin los cuales nunca lo serán.

Detrás de la preocupación responsable de Alfredo Cabrera  para que el título y la profesión de periodista no sean usurpados por personas que no lo son, subyace el buen nombre y el comportamiento ético de los profesionales de esta área del conocimiento humano.

  Y para ello motivos existen, ya que se han producido acontecimientos en que personas, que sin ningún tipo de colegiación, asumiendo de manera indebida el título sin serlo, se han dedicado a chantajear, amenazar a terceros con exposición a la prensa para extorsionarlos, a canalizar favores y prebendas ante las autoridades públicas para después cobrar las gestiones a altos precios entre otras sinrazones que van en detrimento del buen nombre del ejercicio, pero sin correr el riesgo de que puedan ser procesados ante los organismos disciplinarios de la institución, por no serlo.

Ese y no otro ha sido el pecado del periodista Alfredo Cabrera!! 

Esa actitud correcta en contra del ejercicio ilegal, es lo que ha generado la actitud en su contra y a lo cual se han sumado, algunos de sus adversarios políticos y otros que por falta de visión no comprenden la magnitud del problema.

Vale decir, que este profesional de la comunicación siempre ha vivido de lo producido en el ejercicio de su profesión para lo cual ha debido formarse de manera continua en diversas áreas del conocimiento humano hasta llegar a ser un profesional con la competencia que exhibe en las áreas más difíciles del periodismo, sin que nunca haya dado pie en toda su trayectoria para que pueda decirse con propiedad, que asume una posición éticamente incorrecta, ya que en eso no transige ni acepta favores ni prebendas.

Quienes están en eso deberían buscar otra vía más inteligente para alcanzar sus objetivos y una de ellas muy positiva sería, matricularse en una de las universidades del país y hacer carrera, porque es la única forma de llegar a ser lo que pretenden.



Te puede interesar
Modal