Quién es Alfonso Navarrete y cuáles serán sus cuatro prioridades en el Segob


Autor: CNN | Fecha: 01-12-2018

imagen-articulo

(Expansión) - El presidente de México Enrique Peña Nieto informó sobre las cuatro prioridades que debe atender el nuevo titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete: seguridad, proteger a los derechos humanos, cuidar las elecciones y la gobernabilidad.

Alfonso Navarrete tiene 54 años, es licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y presentó su tesis de doctorado en Derecho en la Universidad de Sevilla, España, en julio de 2017. Es militante del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) desde 1989 y su carrera se ha focalizado, sobre todo, en temas de derechos humanos y justicia.

Navarrete registró en su declaración patrimonial de 2012 la propiedad de seis casas, dos terrenos y tres departamentos. Asimismo, reportó siete automóviles: dos Jeep, una camioneta Chevrolet, un Minicooper, un Mercedes Benz, un BMW y un Jaguar.

Navarrete Prida estuvo a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social desde el inicio del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Alfonso Navarrete, actual secretario de Gobierno de México, en un afoto de archivo de 2005. (Créditos: ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images)

¿Qué se espera de Navarrete, ahora a cargo de la Segob?

Expansión hizo esta consulta a expertos para definir la hoja de ruta que tomaría el abogado en los 11 meses que restan para el fin del gobierno de Peña Nieto. A continuación, sus observaciones:

El costo de la seguridad

¿Qué temáticas urge atender?
El propio presidente enumeró los siguientes: municipios más violentos, delitos como robo de combustible y la inseguridad en carreteras, así como el fortalecimiento de las corporaciones de policía estatal y municipal.

¿Por qué es grave?

El país vive una crisis de violencia, con una tasa de homicidios de 18,7 por cada 100.000 habitantes, según información de la Segob de 2017, el peor nivel desde que se ubicó en 19,37 durante 2011, el peor año en el contexto de la lucha contra el crimen organizado. El dato de 18,7 —con corte a noviembre— podría incrementarse cuando las cifras se actualicen al cierre de 2017.

Ojo: Francisco Rivas, del ONC, advirtió que la Segob debe poner atención a los recursos que se destinan a estados y municipios para instrumentar programas de seguridad y al fortalecimiento a las corporaciones de policía y evaluar su efectividad, pues por una década gastando en esto y las cosas siguen prácticamente iguales.

“Debe haber una mayor fiscalización de los recursos que se otorgan a los estados y municipios (...) Hay una simulación espantosa”, indica en entrevista.

Otro de los retos es mejorar las capacitación y el equipamiento de los agentes, así como el aumentar los salarios y las prestaciones.

¿Tendrá Navarrete tiempo suficiente y su perfil le permitirá encarar con éxito estos pendientes? Rivas lo pone en tela de duda dado los antecedentes, pero señala que “podría sorprendernos”.

Defender a los defensores de derechos humanos

¿Qué temáticas urge atender?
Los grandes pendientes son el combate a la violencia contra las mujeres y las agresiones para periodistas y defensores de derechos humanos.

¿Por qué es grave?

Los periodistas en México han visto una ola de agresiones que tan solo el año pasado dejó 275 casos, incluidos seis asesinatos, de acuerdo con Artículo 19, organización especializada en libertad de expresión. El relator Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, advirtió el mes pasado que la situación es peor que en otros países donde hay conflicto y autoritarismo, precisamente porque México es una democracia "que aspira a ser un país desarrollado".

Ojo: Itzia Miravete, abogada integrante del Programa de Protección y Defensa de la organización Artículo 19 —miembro de la coalición Espacio OSC para la protección de personas defensoras y periodistas—, coincide en mencionar estas tareas, al menos como primer paso para esta etapa de transición y de fin de sexenio.

La activista urge a definir estrategias para reducir las agresiones a defensores y periodistas, para que los ataques que ocurran tengan el menor impacto posible en las personas y en sus actividades, así como para reducir la impunidad.

“Eso como un primer paso, pero no con eso se da por bien servido porque al final el tema de fondo es cómo dejará de haber agresiones, no solamente cómo se diseñan medidas bonitas para quienes sean víctimas”, aseveró.

El trabajo que actualmente se realiza, agregó Miravete, está enfocado en las agresiones físicas, y se debe considerar que también existe una diversidad de agresiones que requieren medidas con perspectivas de género, para atender ataques digitales o de carácter psicosociales como las campañas de desprestigio.

Otro punto a tomar en cuenta es prevenir agresiones y proteger a periodistas en el contexto electoral.

#Elecciones2018

Gobernación, como responsable de la seguridad y de la coordinación con las autoridades locales, jugará un papel clave en las campañas y los comicios de este año, por su rol en garantizar condiciones para votantes y candidatos, particularmente en regiones de riesgo y para los actores más importantes.

¿Por qué es importante?

En las elecciones de este año se votará por más de 3.000 cargos públicos federales y locales, incluida la Presidencia de la República.

Otro sector a cuidar, alerta el analista político Eduardo Huchim, será el de las autoridades locales y los candidatos a los ayuntamientos, que han sido objetivo de ataques de parte del crimen organizado.

“Las autoridades locales, particularmente los alcaldes, ediles y regidores, son primer interés de la delincuencia organizada, porque a la delincuencia organizada no le interesa tanto el diputado, el senador ni siquiera el presidente”, indicó el exconsejero del Instituto Electoral capitalino (IEDF).

Huchim insistió en que el nuevo secretario de Gobernación deberá “mantenerse escrupulosamente imparcial” en las campañas para cumplir con sus labores de interlocución con los demás poderes, los partidos y los gobernadores y alcaldes.

“Las campañas van a poner a prueba las capacidades del nuevo secretario para el diálogo y aguantar vara con las críticas al gobierno al que pertenece y a su partido, y al a vez mediar, intervenir siempre desde una posición de imparcialidad pero con capacidad para dialogar con los distintos actores políticos. Ahí tiene que tejer muy fino, hacerlo de tal forma que genere confianza”, destaca Huchim.

Por ahora, Navarrete tiene un reto con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, con quien la administración de Peña Nieto mantiene una controversia por el enredo del caso César Duarte, que combina acusaciones de desvío de recursos públicos con fines electorales, un supuesto chantaje presupuestal y hasta señalamientos de tortura a opositores políticos.



Te puede interesar
Modal