Derrotemos el Concordato


Autor: Virtudes Álvarez | Fecha: 08-12-2017

imagen-articulo

Derrotemos el Concordato

El pueblo dominicano está estremecido por la violación sexual y posterior asesinato con alevosía del niño Franely Carrión (16 años) de manos del sacerdote Elvin Taveras Durán, Este crimen es la gota que derrama el vaso.

¿Hasta cuándo los abominables crímenes de la iglesia católica?

Paremos ya los abusos, crímenes e impunidad en esa institución. Todo tiene un límite. También la impunidad hacia la iglesia católica en nuestro país y la complicidad clasista del liderazgo gobernante.

¡Basta!

Para cualquiera que esté mínimamente informado esta fuera de discusión que una multinacional llamada Iglesia Católica con sede en el Vaticano, desde siempre lo menos que ha hecho, es servir a los postulados filosóficos y doctrina predicada. Que la misma opera como lo que es: una mafia que no conoce límite alguno.

Que manipula a su feligresía; que estafa al Estado y a la sociedad en general. Que se rige por sus propias leyes e impone códigos de conducta que lesionan la dignidad y derechos humanos de sus integrantes; que rechaza a las mujeres y viola nuestros derechos; que impone a sus ingenuos seguidores dedicados, el celibato y la castidad, ciegos votos de obediencia a la jerarquía, y de pobreza para los de abajo mientras sus élites viven en el derroche y placer desenfrenado en todos los órdenes, salvo honrosas excepciones.

Una corporación llamada iglesia católica que hace alianza con dictaduras, fabricantes y comerciantes de armas siempre que les garanticen sus intereses y renta en inversiones económicas, sistemas educativos y de salud que reproduzcan sus ideas, etc.; que tiene su propio banco comercial; que elimina a sus propios fieles si cuestionan su modus operandis, y sobran ejemplos históricos en toda su estructura jerárquica, alrededor del planeta.

Tres escenarios para someter al orden la iglesia católica dominicana:

El pueblo dominicano no puede seguir manteniendo dicha situación. En tres escenarios hay que combatir los delitos y crímenes de la iglesia católica contra la sociedad, contra el pueblo, contra la familia dominicana:

1) Un amplio movimiento de masas, político-social que exija -hasta que logremos- el Estado Laico. El fin del concordato entre el vaticano y la dictadura trujillista (1954) que le confiere a la iglesia católica impunidad para los suyos no importa frente a qué, depredar el presupuesto nacional y otros privilegios inimaginables.

2) Que se reabran los expedientes de otros crímenes de obispos, sacerdotes y otros de la iglesia católica, y paguen su culpa por todo el daño hecho a la sociedad.

3) Las mujeres y hombres católicos de verdad y la comunidad cristiana en general, deben levantarse y enfrentar la mafia que dirige esa institución y que es una vergüenza para la sociedad.

Cada crimen descubierto es mayor y silencia el anterior. ¿Qué esperamos que ocurra al interior de dicha institución para enfrentarlos y lograr que respeten la dignidad y los derechos humanos?

¡Pongamos un PARE ahora a los crímenes, delitos y extorsión de la iglesia al resto de la sociedad!

 


Te puede interesar
Modal