Náuseas matinales no son un peligro para la mayoría de las embarazadas


Autor: informe21.com | Fecha: 05-19-2017

imagen-articulo

Las náuseas y el vómito durante el embarazo, sea que ocurran por la mañana o duren todo el día, pueden hacer sentir mal a la mujer. Además, pueden ser preocupantes, especialmente cuando provocan pérdida de peso. Sin embargo, en la mayoría de las mujeres embarazadas, las náuseas matutinas no plantean ningún peligro de salud y normalmente pasan a medida que avanza el embarazo. Entre tanto, hay ciertas medidas que se pueden tomar para aliviar las náuseas matutinas.

Las náuseas matutinas son muy comunes durante el primer trimestre, aunque pueden durar todo el embarazo. No se sabe exactamente qué causa las náuseas matutinas, pero probablemente esté relacionado con las hormonas gonadotropina coriónica humana (hCG, por sus siglas en inglés) y estrógeno, que aumentan durante el embarazo. Igual que en su situación, no es raro tener un nivel diferente de náuseas en cada embarazo.

Las mujeres que tienen muchas náuseas matutinas suelen perder peso a principios del embarazo, pero eso causa problemas solamente en raras circunstancias. Las náuseas normalmente pasan con el tiempo y, a medida que eso ocurre, la mayoría de las mujeres puede recuperar y ganar una cantidad saludable de peso hacia el final del embarazo.

A pesar de que sea difícil prevenir las náuseas matutinas, se puede lograr que molesten menos. Las náuseas tienden a empeorar cuando el estómago está completamente lleno o vacío; por lo tanto, en lugar de ingerir tres comidas grandes al día, coma cantidades más pequeñas con mayor frecuencia. Puede comer cualquier alimento que le apetezca y que no le provoque náuseas. Algunas mujeres dicen que comer un refrigerio de galletas saladas de agua (saltinas) o tostadas secas puede apaciguar esa sensación de querer devolver. El jengibre también puede ayudar, así que intente con la gaseosa llamada ginger ale, con el té de jengibre o con los chupetines de jengibre.

Beba mucha cantidad de líquido durante todo el día, pero no consuma mucho de una sola vez. Algunas mujeres dice que consumir bebidas con las comidas empeora las náuseas. Si ese es su caso, ingiera los alimentos sólidos y los líquidos de forma separada para ver si eso la ayuda.

El olor de ciertos alimentos, especialmente al cocerlos, puede ser un problema. Evite esos alimentos cuando prepare la comida y pídale a alguien que le ayude a cocerlos si eso desencadena sus náuseas.

Preste atención a cuándo y cómo toma las vitaminas prenatales. Tomarlas en la mañana, a veces, puede empeorar las náuseas. Si ese es el caso, intente tomarlas por la noche. Además, tomar las vitaminas con comida también puede ayudarla. Si todos estos cambios no hicieran diferencia, entonces intente con una vitamina que tenga bajo contenido de hierro o que no lo contenga hasta que se sienta mejor.

La acupresión y la acupuntura parecen reducir las náuseas matutinas en algunas mujeres. La acupuntura implica introducir agujas muy finas dentro de la piel, en puntos estratégicos del cuerpo. La pulseras de acupresión pueden adquirirse sin receta médica en la mayoría de las farmacias.

Si las náuseas continuaran, el médico podría sugerirle medicamentos de venta libre. Los antieméticos, o medicamentos contra las náuseas, reducen la producción de ácido y pueden ayudarla. Se le puede recomendar una combinación de doxilamina succinato, algo para dormir y vitamina B6 a fin de reducir los síntomas. Si eso no funciona, entonces un medicamento de venta bajo receta médica también puede ayudarla.

Un pequeño porcentaje de mujeres desarrolla náuseas y vómitos graves, problema conocido como hiperémesis gravídica. Las mujeres que padecen ese trastorno generalmente se deshidratan y pierden peso. Cuando no se trata rápido, la hiperémesis puede requerir la hospitalización de la paciente y, en raras ocasiones, deriva en un nacimiento prematuro o en un recién nacido con peso bajo.

Si aparte de las náuseas usted presenta otros síntomas, tal como aturdimiento, mareo, desvanecimiento, taquicardia o no puede mantener alimentos sólidos ni líquidos en el estómago durante más de 12 horas, comuníquese con su proveedor de atención médica porque posiblemente sea necesario evaluarla más o darle un tratamiento.

Tenga presente que, pese a que realmente no sea una parte agradable del embarazo, las náuseas matutinas se resuelven en la mayoría de las mujeres con una combinación de autocuidados y tiempo, sin problemas duraderos. Julie Lamppa, Enfermera Especialista en Partos, Obstetricia y Ginecología de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota. NP/Mayo Clinic

No olvides consultar la sección especial de Salud

EA


Te puede interesar
Modal